martes, 3 de julio de 2012

TRAER LA MENTE A CASA...
En la Oracion del Corazon las distracciones son parte del camino, son parte de nosotros - viajamos con ellas, las aceptamos, solo que no les damos mucha importancia - simplemente nuestra palabra sagrada nos regresa al centro. El punto importante es saber que el gran mérito de meditar consiste en que al percatarnos de la distracción regresemos a la repetición de nuestra Sagrada invocación y volvemos a traer nuestra mente a casa. -Y que así sea mil veces o por siempre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario


contactos